Archivo mensual: abril 2012

EL LUGAR MÁS BONITO DEL MUNDO

El Lugar Más Bonito del Mundo

Ann Cameron

Alfaguara Infantil

Juan es un niño de 7 años que vive en Guatemala abandonado por su madre, es acogido por su abuela, quien es muy pobre. Juan aprende el oficio de limpiabotas, trabaja mucho y gana dinero, pero quiere hacer algo más que limpiar zapatos.
Este libro me gusto mucho, esta un poco triste.
De este libro aprendí que no debes rendirte cuando deseas algo de verdad, aunque haya personas que te digan que no vas a poder lograrlo; no hay que rendirse y esforzarse para lograrlo eso y muchas más cosas.
El lugar más bonito del mundo, no es un ni una ciudad; es el lugar en donde están las personas que amas y que te aman de corazón.
Ana Cristina.
Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Autor, Titulos

VIDA EN CONSTANTE CAMBIO

Si hay una constante en esta vida es, que estamos inmersos en un mundo de cambios, a veces lo sentimos con mayor intensidad o son más notorios, justo eso es lo que está aconteciendo en mi vida, nuevas cosas que se presentan y que me alejan de lo que hacía, como mis libros por ejemplo. Estoy tratando de acomodar y acoplar todo, extraño mis libros, ya retome mi lectura así que pasaré más seguido por aquí, la narración que incluyo a continuación me hizo reflexionar, espero lo disfruten, un trozo de sabiduría.

Hay una historia sobre un hombre que tenía un yerno, un increíble erudito de la espiritualidad a quien la gente reverenciaba como un alma elevada y como un ser humano justo.

Una semana, este erudito se estaba quedando junto a su esposa y a su bebé pequeño en casa de su suegro. En la mitad de la noche, el bebé comenzó a llorar con todas sus fuerzas y el suegro bajó corriendo las escaleras para estar con él. Mientras el anciano caminaba hacia el cuarto del niño, pasó al lado de su yerno quien parecía completamente ajeno al llanto del infante.

“¿Por qué no fuiste a atender al bebé?”. preguntó el suegro.

“Bueno”, dijo el joven, “estoy estudiando ahora y estoy en el medio de una importante conexión. Iré en pocos minutos”.

Su suegro de detuvo un momento. Luego, calmado pero contundentemente, le dijo: “si tu estudio te consume tanto como para que no puedas escuchar el llanto de un niño, entonces no vale de nada”.

¿Cuál es el punto de esta historia? Bueno, a menudo nos encontramos en una posición en la que hacemos excusas para nuestras acciones. Estamos muy ocupados. Estamos muy involucrados con nuestro propio trabajo, nuestro propio interés, nuestros propios problemas. Pero la verdad es que si lo que hacemos en términos de estudio, en términos de nuestras personalidades, en término del menor detalle de nuestras vidas, nos impide estar presentes para los otros, entonces necesitamos revisarnos y examinar nuestras prioridades.  Muchas veces nos llenamos con nuestro ego y nuestra posición en la vida en vez de llenarnos con Luz y energía. Todos tenemos ego (de hecho, si no tuviéramos ego, no estaríamos vivos) pero es este tipo de ego en particular el que hace la diferencia entre llenarnos con energía positiva, la cual es Luz, y llenarnos a nosotros mismos con nosotros mismos.

Lo que podemos aprender a partir de esta historia del joven erudito y su suegro es esto: Sí, es verdad, tenemos cosas que debemos hacer. Estamos todos ocupados con nuestras propias vidas. Estamos ocupados con nuestros negocios, nuestros propios lugares. Tenemos obligaciones y responsabilidades que son importantes, no me malinterpretes. Estudiar y aprender es crucial para nuestro crecimiento espiritual, y cada uno de nosotros ciertamente tiene un trabajo que hacer en este mundo. Sin embargo, si nos volvemos tan ocupados que bloqueamos las cosas y a las personas a nuestro alrededor a las que podemos ayudar, por las cuales podemos hacer algo, entonces tal vez necesitamos reevaluar lo que estamos haciendo y colocarlo en perspectiva.

1 comentario

Archivado bajo Autor