Archivo mensual: junio 2011

A de ADULTERIO

A DE ADULTERIO

Colección Andanzas

Serie Detective Kinsey Millhone

Autor: Sue Grafton

En portada se lee: “Soy investigadora privada, con licencia en California. Tengo 32 años y dos divorcios. No tengo hijos, ni animales domésticos, ni plantas. Anteayer maté a alguien y no consigo quitarme ese peso de encima”.

Libro muy agradable para leer, tema ameno y narrativa ligera, tiene suspenso, amor, intriga, muertes; un poco de todo.  Puede funcionar muy bien para personas que buscan hacer de la lectura un hábito.

La historia se basa en la investigación del asesinato del abogado Laurence Fife, conocido también por sus escurridizas aventuras femeninas. En el juicio, todo conduce al jurado a pensar que su joven esposa, Nikki, es la culpable. Tras ocho años en prisión, Nikki sale en libertad bajo palabra y encarga a la detective Kinsey Millhone descubrir quién mató realmente a su marido.

A Kinsey no le asusta meterse en líos, pero éste es especialmente enmarañado porque las huellas del homicidio parecen haberse esfumado con el tiempo y, por si fuera poco, otro asesinado, cometido también hace ocho años, y un cadáver reciente, aún caliente, viene a enredarlo todavía más…

A Sue Grafton se le ocurrió la idea de este libro cuando, al divorciarse y tener que luchar por la custodia de un hijo, sintió el deseo de acabar con su marido. “En vez de pasarme la vida en la cárcel, pensé en algo mucho mejor: matarlo en un libro y además recibir dinero por ello…”.

Que sabia es la escritura y la lectura, si los seres humanos escribiéramos a modo de terapia para superar los problemas y situaciones que nos afectan, nuestro mundo sería otro.

Gracias a Bibliobulimica por la recomendación.

Irma Venegas

2 comentarios

Archivado bajo Autor

HISTORIAS DE VIAJE

Historias de viaje

Cuándo planeamos un viaje, tenemos todo organizado,  dónde estaremos y a qué hora visitaremos tal o cual lugar. Todo debe encajar perfectamente.

¿Qué pasa cuando un evento ajeno a nosotros hace que lo planeado no se cumpla?

En días pasados salí del país, todo el viaje se desarrollo con normalidad hasta que me dispuse a tomar el vuelo de regreso a casa.

Ya en la sala de espera del aeropuerto, con el avión listo en la puerta de la sala otros 50 pasajeros y yo aguardábamos que el encargado del vuelo nos llamara para revisar la documentación y empezar a abordar.

Llego la hora y con una tranquilidad -como si lo que pasara fuera cualquier cosa- nos avisan que el vuelo estaba cancelado porque la “sobrecargo no se presentó a trabajar”. COOOOOMMMMOOOOO es posible que por ese motivo se suspenda un vuelo y se queden varadas tantas personas. Debo aclarar que nunca se vio cerca de la sala a ningún piloto o copiloto, a nadie de la tripulación.

Las reacciones no se hicieron esperar; hubo de todo, desde los que nos sentimos insultados en nuestra inteligencia por usar un pretexto tan tonto, como los que se pusieron a gritar palabras altisonantes al personal de piso o incluso la que se soltó llorando de impotencia.

Después de pasar el trago amargo, sientes que estas actuando  en una parodia de algún programa cómico cuando te acercas al mostrador a pedir tu nuevo vuelo y a que te den una explicación coherente por la cancelación del primero; ves que la señorita de la aerolínea teclea y teclea sin parar y sin siquiera levantar la vista del monitor  te dice –en ingles claro- que es imposible darte un vuelo a primera hora que solo te puede mandar a las 5.45p.m. Del siguiente día.

 Por supuesto que me molesté y comencé a reclamarle – en ingles, claro- el por qué  otros compañeros de vuelo ya tenían asientos asignado en el primer vuelo del día siguiente y con una frialdad y sin cambiar un ápice su actitud contesta: “la computadora asigna los nuevos vuelos de los pasajeros cancelados, nosotros no tenemos nada que hacer”….Entonces para que está ahí esa señorita si no tiene nada que hacer y todo lo hace la computadora!.  Debo reconocer que me exalté, pero nada conseguí pues ya todo lo había dispuesto “LA COMPUTADORA”.

¡COMO NOS HEMOS DESHUMANIZADO!, ahora resulta que toda una empresa como lo es Continental Airlines esta manejada por computadoras y no por seres humanos que manejan estas.

Qué me dejo esta experiencia;

*Aprender a relajarme cuando las cosas no salen como está planeado. A soltar y dejarme fluir, todo tiene una razón de ser y suceder aunque yo no la entienda.

*A convivir con perfectos desconocidos, que al pasar por la misma situación nos solidarizamos e hicimos un lindo grupo y excelente compañía en las horas de espera.

* Aprender que el mundo en mi lugar de origen no se detiene si no estoy.

*A apreciar las sorpresas que tiene la vida, no perder la capacidad de dar la bienvenida a lo nuevo e inesperado.

A mis compañeros de vuelo, GRACIAS, por su calidez, tiempo, plática, compañía y caballerosidad con la que me trataron y cuidaron. Un placer conocerlos.

Como dice mi papá: Si no viajas no te pasa esto. Qué bueno que tengo la oportunidad de viajar!

Irma Venegas

1 comentario

Archivado bajo Autor