EL VOLVIO A CASA

Un día él volvió a Casa
La Casa
La Casa familiar
No la casa con osamenta de acero, con músculos de cemento, y una epidermis maquillada y frágil.
Esa no es La Casa, es la vivienda.
La Casa es hogar.
La Casa es espacio que no ocupa espacio.
La Casa es tiempo que no ocupa tiempo.
La Casa se multiplica. La vivienda se divide.
La Casa es Familia.
Carne intangible que protege. Sangre invisible que nutre.
Un día él volvió a Casa.
La Casa.
Y se dio cuenta que nunca se había ido.
Y se dio cuenta que a veces uno puede irse para siempre sin haberse movido.
Y que a veces uno siempre se queda por mas que se vaya siempre.
Un día el volvió a Casa.
La Casa.
Su Casa.
La vivienda puede derruirse.
La Casa no.
Un día él volvió a Casa.
Se lavó en su agua y se la bebió.
Entonces lo supo.
La ausencia no siempre reclama regreso.
Ni regreso significa siempre volver.

Rafael Ramos

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Autor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s