¿Love is in the air?, ¿está el amor en el aire?

Últimamente,  por experiencias personales, y por lo que está sucediendo a mí alrededor, me he puesto a pensar en el valor que le damos a la Salud, a “gozar de un buen estado de Salud”.

¡¡¡Está difícil!!!

Estamos enfermando nuestro Planeta. La Tierra cada vez nos muestra su malestar, con cambios climáticos o con otras manifestaciones como tsunamis, temblores, calentamiento de los polos, etc.

Esto también lo podemos ver en las especies que lo habitamos, algo tan pequeño como un insecto, un “zancudo”, que “normalmente” no sobreviviría en lugares con mucha altura, o climas muy fríos; ahora ese mosquito que es el transmisor del “dengue” nos da la sorpresa de que ya puede vivir en alturas como la de nuestra ciudad, y que hasta en restaurantes con un aire acondicionado fuerte puede estar sin verse amenazado.

Mientras pensaba en ordenar mis ideas para escribir esta reflexión, escuche en la radio la canción: “Love is in the air” que John Paul Young cantaba (1978);  me causó risa y desilusión, porque lo que se respira últimamente en el aire, son muchas cosas menos amor, hasta eso, está cada vez más contaminado; contaminación auditiva,  visual, y hasta en las relaciones interpersonales estamos contaminados de sentimientos que pueden ser todo pero nunca parecidos al amor.

Hace tiempo un amigo me dijo: “Vuelve a las bases”, si, volver a lo básico, sin tanta ciencia, sin tanto rollo, es ahí en las bases en lo sencillo de la vida que se respira mejor, por ejemplo; en el campo, en una montaña donde no hay tanta industria, avances de la civilización, alimentos simples, sanos, es ahí donde oxigenamos más nos sentimos más plenos y de buen humor, sin reparar en el  por qué.

Es así como creo debemos empezar a hacer las cosas, volviendo a las bases, seamos más sencillos en nuestra forma de ser, de vivir, de comer, de relacionarnos, de amar, empecemos poco a poco por nuestro entorno inmediato para así motivar un cambio en la familia, comunidad, ciudad……y Planeta.

Sanemos nuestra casa, para poder vivir sanos en ella y realmente respirar el Amor que está en el aire.

La transcribo a continuación:

El amor está en el aire
El amor está en el aire,

en cualquier sitio al que miro.

El amor está en el aire,
en cada imagen y cada sonido.

Y no sé si soy un idiota,
no sé si soy una persona inteligente;
pero es algo en lo que debo creer,
y está ahí cuando te miro a los ojos.

El amor está en el aire, en el susurro del árbol.
El amor está en el aire,
en el tronar del mar.

Y no sé si es que estoy soñando,
no sé si me siento bien,
pero es algo en lo que debo creer;
y está ahí cuando me llamas por mi nombre.


El amor está en el aire,
el amor está en el aire…

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Autor, Titulos

3 Respuestas a “¿Love is in the air?, ¿está el amor en el aire?

  1. Siete años tenía yo pero la recuerdo como si fuera yo una adolescente en aquella época. Me encanta y me muevo con ella sin poder evitarlo y cuando menos me lo espero me paseo por mi casa cantándola esperando quemi niño entienda lo que quiero transmitirle en otro idioma ayyyyy.
    Por cierto curioso conocer al cantante, no lo había hecho antes, Esas camisetitas prietas y esos pantaloncillos que seguro son pata campana. Ah y menudos dientes tiene ¿no? en que buen estado jejeje.
    Un abrazo.

  2. Saludos, estoy organizando una Gira Virtual para la novela “El Valle de la Inspiración”, por Alexandra Román de Hernández. Nos gustaría que usted y su blog (bitácora) formaran parte de este evento. Comuníquese con nosotros para enviarle la información, lo puede hacer a través de Ivelisse Sanchez (ivelissesanchez@hotmail.com) o con la autora Alexandra Román de Hernández (aroman9@yahoo.es). Esperamos escuchar pronto de usted.

    Gracias, Alexandra Román de Hernández.

  3. Rafael

    Un día él volvió a Casa
    La Casa
    La Casa familiar
    No la casa con osamenta de acero, con músculos de cemento, y una epidermis maquillada y frágil.
    Esa no es La Casa, es la vivienda.
    La Casa es hogar.
    La Casa es espacio que no ocupa espacio.
    La Casa es tiempo que no ocupa tiempo.
    La Casa se multiplica. La vivienda se divide.
    La Casa es Familia.
    Carne intangible que protege. Sangre invisible que nutre.
    Un día él volvió a Casa.
    La Casa.
    Y se dio cuenta que nunca se había ido.
    Y se dio cuenta que a veces uno puede irse para siempre sin haberse movido.
    Y que a veces uno siempre se queda por mas que se vaya siempre.
    Un día el volvió a Casa.
    La Casa.
    Su Casa.
    La vivienda puede derruirse.
    La Casa no.
    Un día él volvió a Casa.
    Se lavó en su agua y se la bebió.
    Entonces lo supo.
    La ausencia no siempre reclama regreso.
    Ni regreso significa siempre volver.

    Saludos

    Y un beso a esos dos besos de Dios: Mariana y Christi

    El mellizo (el más delgado de los menos delgados)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s